Avisar de contenido inadecuado

La importancia de las vacunas

{
}

 - Sólo hace falta remontarse hasta hace unas décadas para comprobar la importancia de la vacunación, sobre todo en la salud de los sectores de la sociedad más sensibles a las enfermedades, como son en este caso los bebés, fundamentalmente en las etapas más tempranas de su desarrollo.

De hecho, las cifras de mortalidad infantil no tienen nada que ver en la actualidad con lo que se registraba antes de la aparición de estas medidas preventivas, originarias en un principio de el extremo oriente, que es donde se empezaron a aplicar de forma primigenia, aunque no fue hasta finales del s. XVIII y durante el XIX cuando empezaron a demostrar en el mundo occidental su efectividad sobre distintas enfermedades de forma sistemática y científica.

El principio es sencillo: se trata de estimular a las defensas mediante la inoculación de “versiones debilitadas” de una u otra enfermedad para generar inmunidad frente a estos patógenos, normalmente para siempre. Resumiendo, una manera de que el cuerpo aprenda a reaccionar ante la presencia de distintos gérmenes evitando el trance antes necesario de contraer determinadas enfermedades de demostrada peligrosidad.

Cuando somos padres por primera vez, nuestro pediatra nos informará debidamente de los calendarios de vacunación recomendados, en los que existen vacunas de obligada administración, como las de la hepatitis B (3 dosis repartidas en los 6 primeros meses de vida del bebé); difteria, tétanos y tos ferina acelular (6 dosis has ta los 14 años); poliomelitis (4 dosis hasta los 15-18 meses); Haemophilus influenzae tipo b (4 dosis hasta los 15-18 meses); meningococo C (3 dosis desde los 2 meses hasta los 12 o 15 meses de edad); y así sucesivamente con otras patologías como el neumococo, sarampión, rubeola y parotiditis, papiloma humano, rotavirus, varicela, gripe, hepatitis A…

Existen algunas de ellas que son únicamente recomendadas, y será nuestro pediatra quien nos aconseje sobre la conveniencia o no de su aplicación, y nuestra la decisión de hacerlo, aunque seguramente en ello pesará el dicho de “más vale prevenir que curar”, más que nada cuando las contraindicaciones son mínimas, desde una mínima reacción cutánea en el lugar de aplicación de la vacuna hasta una ligera fiebre.

Quieres comprar material de higiene y salud para tu bebé? Aquí tienes 2 recomendaciones imprescindibles:

 TAGS:Kit de Termómetros Philips AventKit de Termómetros Philips Avent

Kit de Termómetros Philips Avent, elige el método de medición de temperatura que mejor se adapte a su bebé.

 

 

 TAGS:Botiquín Primeros Auxilios 33 PiezasBotiquín Primeros Auxilios 33 Piezas

Botiquín Primeros Auxilios 33 Piezas, contiene todo lo necesario para los primeros auxilios a un bebé: termómetro, tiritas, gasas, toallitas impregnadas en alcohol, pinzas, manta térmica... y muchas cosas más.

{
}

Deja tu comentario La importancia de las vacunas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre